Noticias

GRM NOS CUENTA….Reduce los plásticos que utilizas

Los plásticos sintéticos, en pleno s. XXI están tan integrados en nuestra vida cotidiana que en ocasiones nos parece que llevan cientos de años con nosotros, pero no es así. De hecho, el primer plástico sintético se patentó en 1856, la bakelita.

 

Actualmente, el plástico se ha convertido en una solución esencial debido a sus propiedades mecánicas, resistencia química y térmica, así como a su gran compatibilidad con tejidos vivos, entre otras muchas cualidades. Tal es el caso, que en nuestras casas encontramos objetos fabricados en plástico, prácticamente, miremos donde miremos.

El uso del plástico se ha disparado en las últimas décadas, vinculado a su bajo precio, versatilidad, alto grado de consumo, facilidad de fabricación, etc…, todo ello hace que se haya convertido actualmente en un grave problema medioambiental.

 

 

Pero sabemos que son uno de los grandes enemigos del medio ambiente, por muchos motivos de sobra conocidos como:

-El tiempo necesario para su degradación es muy elevado.

-Gran cantidad de los residuos plásticos acaba en el océano.

-El plástico actúa como un imán para ciertas sustancias tóxicas como el DDT o los PCB. 

-Estos contaminantes se introducen dentro de la cadena alimentaria, por ejemplo, a través del plancton y, por tanto, afecta a toda la fauna marina.

 

Sabemos que la eliminación drástica de su uso y de su fabricación es una utopía, pero sí hay formas de equilibrar su uso de manera razonable para evitar el impacto negativo que produce sobre el medio ambiente, nuestro planeta y nosotros mismos desde nuestro hogar, las pequeñas acciones a nivel diario siempre suman y contribuyen a un mejor futuro para todos.

Os damos algunas medidas que pueden servir de gran ayuda:

  1. Reducir el uso de plásticos como envoltorio.
  2. Promover la reutilización, desde el ámbito de la legislación.
  3. Fomentar el uso de bolsas de papel reciclado y plástico reutilizado.
  4. Limitar el arrojar residuos de plástico al mar como resultado de las actividades vinculadas, como puede ser la pesca.
  5. No tirar plásticos por los desagües.
  6. Comprar de manera responsable, reduciendo el consumo de aquello que no se necesite.
  7. Emplear bolsas de tela en nuestras compras habituales, evitando el consumo de bolsas de plástico de un sólo uso.
  8. Eliminar de nuestra lista de la compra los plásticos de un sólo uso.
  9. Hacer una correcta separación de los residuos que generamos, poniendo especial interés en los residuos plásticos.

Desde nuestra casa podemos aportar actos que ayuden a controlar el uso del plástico, TOMAD NOTA!!:

Siempre las 3R son la clave, y además hay que hacerlo por orden de importancia: primero reducir, reducir y reducir. Comprar menos, consumir menos, prescindir de los objetos superfluos. Después, reutilizar.  Reciclar siempre en último lugar. Está muy bien llevar la bolsa de envases al contenedor amarillo, pero si esta es cada día un poco más pequeña, mejor que mejor. 

¡PONGAMOS TODOS DE NUESTRA PARTE!

 

 

Comparte esta noticia:

0

Añadir un comentario


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar