CEISLABUR Limpieza nos cuenta: Limpia tus ventanas sin jugarte la vida

La limpieza de las persianas, sobre todo cuando se trata de ventanas que no están en una planta baja, puede convertirse en una misión imposible.  La parte exterior de las persianas  acumula muchísima suciedad y su limpieza puede suponer correr riesgos innecesarios si no se hace correctamente. La forma de llevar a cabo esta labor no es sacar medio cuerpo fuera y poner en riesgo nuestra vida con tal de quitar la suciedad de la persiana. Desde CEISLABUR LIMPIEZA os contamos una manera mucho menos peligrosa de realizar este trabajo, evitando riesgos innecesarios.

jasbgfka

La clave reside en quitar la tapa del tambor, la estructura donde la persiana se enrolla y que cubre la parte superior de la ventana. Es habitual que esta tapa esté atornillada o vaya a presión, por lo que puede ser algo difícil quitarla.

Una vez que se ha retirado la tapa, y utilizando una escalera u otro método seguro, se limpia la persiana lama por lama, al igual que las ranuras que quedan entre ellas. Después de pasar un paño húmedo con el producto de limpieza más recomendable, en función del material de la persiana, hay que secar cada lama antes de pasar a la siguiente. Si queda húmeda, es probable que muy poco después coja polvo de nuevo.

Como es una labor que no se realiza con mucha frecuencia  aprovecharemos para limpiar también el hueco del tambor, donde no es raro que se acumule polvo y aniden arañas. También es una buena ocasión para limpiar el lado interno de la persiana, los cristales, el marco y las guías.

Dependiendo del tipo de material del que esté hecho la persiana habrá que utilizar un producto u otro. A continuación os explicamos cual es el producto más recomendable para cada tipo de persiana.

  • Persianas de madera: lo más recomendable es utilizar un producto específico de limpieza de objetos o muebles de madera. También puedes utilizar algún producto especial para el parqué. Evita utilizar una gran cantidad de agua, porque si la madera se humedece mucho se hincha y se estropea. Bastará con que utilices un trapo humedecido.
  • Persianas de PVC o de plástico: en este caso, valdrá con utilizar cualquier tipo de jabón mezclado con agua. Para manchas muy resistentes, puedes utilizar cualquier desengrasante convencional o detergente lavavajillas.
  • Persianas de metal: primero pasa un trapo seco para quitar el polvo. Después limpia la suciedad con un trapo humedecido en alcohol de 90%.

 

EL EQUIPO DE CEISLABUR LIMPIEZA

C/ MERINDAD DE SOTOSCUEVA 11-A

P. IND. VILLALONQUÉJAR- BURGOS

 

0

Añadir un comentario