CEFE nos cuenta: Experiencias personales en el trabajo en inserción laboral.

Hoy os acercamos una entrada de blog algo diferente. A continuación podéis encontrar dos testimonios de dos trabajadoras de Fundación Lesmes que realizan su labor dentro del Centro de Formación y Empleo. Os explican de manera cercana y personal cómo se sienten al poder formar parte de este gran proyecto.

Cuando vine a Fundación Lesmes arrastraba los pasos como lo hacen habitualmente las personas sin sueños, inmersa en una sutil melancolía, viendo el futuro, al igual que otros compañeros,  de color de otoño.

No esperaba mucho de aquella convocatoria, nada más que seguir cumpliendo protocolariamente con todo aquello que se me exigía, el saber estar era una de mis cualidades más interiorizadas, así que no me suponía mayor esfuerzo.

Comencé aquel camino con indiferencia, pero poco después para mi sorpresa me hallaba muy a gusto en aquellas secciones, creía que sabía lo suficiente de mí, de mis debilidades y fortalezas, pero la intervención de los profesionales me hicieron replantear toda mi vida, y cuando digo toda no exagero, desde la cercanía   me devolvieron una mirada de mi misma que yo ya había perdido, EMPODERAMIENTO es la palabra técnica, pero fue mucho más que eso, durante meses caminaron junto a mi ayudándome a pasar por situaciones muy difíciles que el azar puso por medio.

La definición de CONFIANZA  o fe dice que es un sentimiento de total creencia o asentimiento con algo o  alguien y, como tal se manifiesta por encima de la necesidad de poseer evidencias que demuestren la verdad de aquello en lo que se cree, y así como una oruga comencé una trasformación que  más que alas me ha devuelto una sonrisa, y un propósito.

El proceso continua, porque la vida es una acción de MEJORA CONTINUA, pero mi perspectiva ahora es diferente, estoy trabajando dentro de la fundación, soy compañera de quienes hace pocos meses me tendieron una mano, porque ellos más allá de su trabajo, arriesgaron a conjugar el verbo amar y fueron verdaderos AGENTES DE CAMBIO en mi realidad.

Yo amo, tú amas, él ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman, Ojalá no fuese conjugación sino realidad. (Mario Benedetti)

Cuando decidí comenzar mis estudios, desconocía qué era la “INSERCIÓN LABORAL”. Poco a poco, fui adquiriendo conocimientos, que me sirvieron para darme cuenta, que uno de los pilares más importantes para empoderar a una persona, era su formación.

Para facilitar esa inserción, es fundamental, tener una FORMACIÓN PROFESIONAL, y al igual que yo estaba adquiriendo mi formación, en este caso, integración social, que me iba a servir en un futuro, para acceder al mundo laboral, me motivaba mucho la idea de poder hacer lo mismo con otras personas. Tres meses antes de finalizar mi formación, tuve que tomar una decisión: ¿Dónde quería realizar mis prácticas?

Lo tuve muy claro. Quería un centro especializado en formación e inserción laboral, y por eso mi decisión fue hacerlas aquí, en el CEFE.

Gracias a la oportunidad que me dio el centro, pude comprobar que la realidad no es tan bonita como la pintan en los libros, pero, que a pesar de eso, aquí, facilitaban esa realidad a muchas personas.

Como ya he dicho, un pilar fundamental para empoderar a una persona, es su formación. Pero me di cuenta, que aquí no solo se trabaja la formación profesional. Además de especializar en un oficio determinado, el trabajo que se realiza va mucho más allá: se forman PERSONAS.

Y digo esto, porque independientemente de que se trabaje en grupo, se tienen en cuenta las necesidades específicas de cada persona, individualizando cada caso.

Pero la cosa no se queda ahí, una vez que la persona termina su formación, se sigue realizando un seguimiento, acompañando cada caso hasta que se consigue el objetivo final: la INSERCIÓN LABORAL de la persona, y como consecuencia de ello, la INDEPENDENCIA.

Ahora, una vez finalizada mi formación, tengo el privilegio de estar trabajando en este centro.

Mi situación, ha cambiado, pero sigo recibiendo la misma esencia.

A pesar de mi poca experiencia, me impulsa el saber, que puedo  desarrollar mis conocimientos en un centro con estas características, para poder dar a los demás, lo que yo en un momento recibí.

Como conclusión de todo esto, tanto a nivel personal como profesional, si tuviese que colocar al CEFE en un análisis DAFO, sin duda, lo colocaría en: OPORTUNIDADES.

0

Añadir un comentario